1 partido 13 veces //

Mañana volvemos a la competición e iniciamos el último tramo de la liga. Los tres últimos meses han sido los de mayor carga competitiva debido a los compromisos de la selección y el inicio de la FA Cup y League Cup. Durante la primera parte de la liga solventamos bien este bloque con muchos partidos, poco entrenamiento y la necesidad de rotar jugadores para poder ser competitivos en todos los partidos. Ahora iniciamos la última parte de la competición en la que debemos afrontar cada partido como si fuera el último, competir al máximo y acabar de concretar las metas que tenemos como equipo.

Una de las ventajas que tendremos es que dispondremos casi todas las semanas «limpias», es decir, con tiempo para entrenar y de nuevo dos bloques de dos paradas en la competición. Esto nos ayudará a poder rendir al máximo y recuperar a los jugadores que tenemos lesionados.

A veces percibo que hablar al equipo de metas de rendimiento les genera un poco de estrés y creo que es mejor focalizarnos en la tarea, en mejorar el rendimiento en cada partido y que la mejora individual del jugador revierta en la mejora del equipo. En definitiva, establecer metas de rendimiento y comprometerse cada jugador con ellas es lo que percibo que nos va mejor como equipo, sobre todo con los jugadores mas jóvenes.

También el haber fichado a Toti y Aridane ha hecho que el equipo ahora sea otro y haya tenido que focalizarme en buscar alternativas de juego que antes no teníamos y que al cambiar a dos jugadores haya tenido que invertir mucho tiempo en ver cual puede ser el modelo de juego que más resultado nos puede dar teniendo en cuenta sus características y las interacciones positivas que se pueden generar con los jugadores que ya teníamos en la plantilla. La liga tailandesa es una liga muy dinámica en su juego y no resulta sencilla la adaptación a la misma.

Así mismo, buscar la forma de ser competitivos fuera de casa ha sido otra de mis preocupaciones las últimas semanas. En casa somos el mejor equipo de la liga junto con Muang Thong pero fuera de casa solo somos el quinto mejor equipo. La diferencia que nos saca Buriram y Muang Thong se debe a que fuera de casa hemos cedido cuatro derrotas y en este aspecto es donde más tenemos que incidir.

Al final nos quedan 13 partidos aunque personalmente me gusta verlo mejor como un partido que tenemos que rendir al máximo 13 veces.

Confío que seamos capaces de terminar la temporada con la sensación del trabajo bien hecho. El equipo esta más cohesionado que nunca, las sensaciones que me han transmitido los jugadores estas tres semanas de entrenamientos han sido muy buenas y espero que mañana todo el trabajo se traduzca en una nueva victoria y el equipo rinda de nuevo a gran nivel. Somos BG!!