¿Qué hago cuando no entreno? //

Como entrenadores hay momentos en los que no estamos entrenando y son momentos muy útiles para seguir creciendo, tomar perspectiva de las cosas y analizar algunos aspectos del juego ya que cuando estamos entrenando, a mí por lo menos, me cuesta mucho más. Os voy a contar cómo estructuro mi tiempo y cómo es un día normal ahora que estoy esperando futuros proyectos.

Lo primero que hago es planificar y distribuir el día en bloques de tiempo para dedicarlo al trabajo como entrenador y a otras actividades como leer, estar con la familia o hacer deporte.

El primer bloque del día lo dedico a analizar equipos. Después de la formación que he impartido a entrenadores en China donde les hable del juego de posición, continuo profundizando en este estilo de juego y su metodología de entrenamiento, por lo que el primer bloque de unas cuatro horas por la mañana lo dedico a analizar equipos como el Manchester City de Pep Guardiola, el Sevilla de Sampaoli, el Borussia Dortmund de Tuchel o el Defensa y Justicia de Ariel Holan. También si durante el fin de semana vi partidos interesantes corto secuencias de equipos que me hayan gustado como por ejemplo el Nápoles de Sarri, el Liverpool de Klopp o el Totthenham de Pochettino. Cada día intento analizar y cortar secuencias de juego que me sirvan para analizarlas en profundidad y también para mostrar a futuros equipos para interiorizar algunos aspectos del juego de una forma más sencilla.

El segundo bloque, que es por la tarde, lo dedico más a estar con la familia, hacer algo de deporte y aquí le dedico no más de dos horas a los idiomas. Llevo ya un tiempo aprendiendo chino con el método 8belts (www.8belts.com) y ahora he empezado un poco con el japonés con un profesor particular que he contratado en la web (www.grapclass). De esta forma, intento aprender dos idiomas que me seducen y que si tuviese la oportunidad de entrenar en estos países, pudiera llevar algo avanzado con el idioma. Después de la experiencia de este verano en China y de ver entrenar a Guardiola en Munich el pasado febrero, me he dado cuenta de la importancia que tiene poder comunicarnos como entrenadores en el idioma de los jugadores, aunque sea de forma simple. Ellos lo agradecen mucho y valoran el esfuerzo que hacemos para conocer su lengua. No se trata de dominarlo pero sí de poder comunicarnos con ellos y poder utilizar algunos términos en el entrenamiento. No era el caso de Guardiola, que sí dominaba el alemán perfectamente. Eso creo, vamos!!

El tercer bloque es cuando estoy más tranquilo por la noche y aquí veo partidos, pero más con la intención de conocer jugadores y ampliar mis conocimientos del mercado. Ahora estoy analizando jugadores de la liga J-League 1 y J-League 2 de Japón, así como las selecciones nacionales de Asia que están jugando clasificación para el Mundial de Rusia 2018.

De esta forma, me mantengo activo, sigo preparándome y creciendo como entrenador para futuros proyectos y analizando perfiles de jugadores que se puedan adaptar al estilo de juego que me gusta realizar con mis equipos.