KASHIWA REYSOL 1-0 TOKUSHIMA VORTIS //

Un gigante derribó a Tokushima Vortis. Olunga, delantero de Reysol, fue el gran protagonista del partido. Un jugador ante el que sufrió la defensa de Tokushima, y más cuando Cristiano se sumaba al ataque.

Los locales monopolizaron las ocasiones de gol en la primera mitad. Y Olunga estuvo presente en todas ellas. Primero con un remate de cabeza que se estrelló en el larguero. Minutos después, la pareja Cristiano-Olunga fabricó el gol de los locales. Después de una gran intervención de Kajikawa, el delantero africano acertó a embocar el rechace. Aún tuvo una ocasión más Reysol para estirar la diferencia ante Tokushima, laminado en su presencia ofensiva en el primer tiempo.

Algo que cambió en el segundo tiempo. Kiyotake tuvo en sus botas el empate, pero el balón se estrelló en el cuerpo del portero de Reysol. Los locales se refugiaron atrás en ciertas fases del encuentro para buscar golpear al contragolpe. En una de esas transiciones, Olunga dejó paso a Cristiano, quién pudo hacer el 2-0 con un remate desde fuera del área detenido por Kajikawa. El propio Cristiano volvió a tener una nueva ocasión minutos después, con un disparo que se marchó por encima de la portería de Vortis.

Por supuesto, como viene ocurriendo esta temporada, Tokushima no había dicho su última palabra. Pudo empatar el partido en una doble ocasión final. Pero esta vez ni Kiyataoke, con un remate de cabeza, ni Buijs, acertaron a marcar. Tokushima se queda así como 16 puntos en el puesto número 13 de la clasificación. La próxima jornada juega en casa ante Montedio