TOKUSHIMA VORTIS 1-0 MONTEDIO //

Tokushima Vortis ha conseguido llegar al último escalón de la temporada. El partido ante Shonan Bellmare –equipo de la Japan League 1- donde se jugará el ascenso a la máxima categoría del fútbol japonés. Eso será el próximo sábado 14 de diciembre. Pero independientemente de lo que ocurra en ese partido, la temporada de Tokushima Vortis se puede calificar de sobresaliente.

Ricardo Rodríguez volvió a apostar ante Montedio por su clásico 3-4-3, una estructura ofensiva a pesar de que a Tokushima le valía el empate. Pero Vortis no entiende de especular con el resultado, ni tampoco con el juego. Eso puede llevar en ocasiones a arriesgar demasiado. Como ocurrió más comenzar el partido, donde una mala gestión de Buijs en la salida de balón que dio una clara opción de gol a Montedio, salvada por una gran intervención de Kajikawa. Pasado el susto, Tokushima empezó a generar su habitual juego, alegre con internadas constantes por bandas. La más peligrosa llegó a la media hora de partido, en una espectacular acción individual de Nomura para asistir a Sugimoto, quien, sin embargo, no encontró el gol. La primera mitad se terminó de desarrollar con dos ocasiones más de gol para ambos equipos, aunque sin goles.

Sí estuvo acertado Kawata en la primera acción ofensiva del segundo tiempo. Un pase filtrado de Iwao para que el delantero de Vortis finalizara elevando el balón por encima del portero. Una acción de calidad de un delantero decisivo para Tokushima en la recta final del campeonato. Montedio, con la necesidad de hacer dos goles, estiró sus líneas en la recta final del partido. Momentos que Tokushima gestionó con madurez defensiva suficiente para conseguir el objetivo de llegar a la última final del año.